> Sociedad > Las manos a la cabeza

Las manos a la cabeza

Posted on 18/06/2012 | 1 comentario en Las manos a la cabeza

No se trata de levantar las manos porque esto sea un atraco, que sí que lo es. Se trata del gesto de llevarse las manos a la cabeza por asombro del comportamiento de los mercados, pero de qué nos asombramos??Este medio día nos hemos echado todos las manos a la cabeza cuando nos hemos enterado del comportamiento de la prima de riesgo  que ya ha tocado los 590 hoy (vaya colección de chistes fáciles para este verano con la “primita” de las narices), el IBEX 35 (que cualquier día de estos nos levantamos y se ha quedado en IBEX 15) y los intereses de la deuda a 10 años que se han plantado en el 7%. Eso por no incluir la noticia de ayer de la baja ade la calificación de nuestra deuda en 3 escalones. Ya tenemos los bonos “basura” al alcance de la mano.

Los griegos han votado, según todos los analistas, con más miedo que otra cosa. Y nosotros les entendemos perfectamente, porque estamos metidos en un cocedero de miedos, en el que todo se argumenta en base al miedo a que lo que venga sea peor aún. Eso no ha disipado lo más mínimo las tensiones de los omnipresentes y todopoderosos “Mercados”. Pero es que resulta que en segundo plano y como si no viniera a cuento, se escapan dos noticias de carácter “menor”. Una, que no se sabe si el rescate de los 100.000 millones para la banca española será suficiente y la otra que la tasa de morosidad ha subido un un 3% y ya estamos rozando el 9% de “morosidad”.

¿Y cómo queremos que se porten los mercados?. Si ellos buscan precisamente su único y exclusivo interés en la obtención de más riqueza y ya ven que no tenemos nada más que darles… Pues a por los restos, como los buitres.

Con una tasa de paro que ya no es creí­ble y miles de familias dependiendo de la paga de los abuelos, ¿Cómo va a ser la tasa de morosidad?. Si la gente joven que se embarcó en un matrimonio, en fundar una familia, en intentar conseguir su “nido” no puede salir de deudas. Porque la gran mayoría no se compra chalet, sólo se compra un pisito; otra cosa es que le hayan puesto el precio de una mansión en primera línea de playa. Los promotores se han forrado con las ganancias de unos precios exorbitados, han endeudado hasta las cejas a todo el que se ha querido acercar a la vivienda, los banqueros les han concedido todos los créditos habidos y por haber y con la tranquilidad de que “no te preocupes que luego el euribor baja y como te subirán el sueldo, antes de que te des cuenta has podido amortizar y sólo duele cuando lo firmas”. Ahora resulta que lo único que crece es el paro y una vez que ya no entra el sueldo; han perdido el piso, el dinero que les costaba y van a tener que seguir pagando, sin sueldo y alojados con algún familiar (si es que lo hay disponible) y sin expectivas de mejora ninguna. ¿Así como va a estar la tasa de morosidad?. Y espera que no sea del 10% dentro de dos meses.

Ahora parece preocupante que los bancos tengan que unir fuerzas en menos entidades. Pero OJO porque también unen riesgos y deudas, porque unirse no hace que los pobres trabajadores tengan para pagar, ni que las empresas vayan mejor. Es sólo cuestión de imagen y que se enriquezcan unos cuantos poderosos, más todavía (los banqueros, que no los bancarios). Y hablando de bancarios; ¿cuántos se van a quedar sin trabajo en el corto plazo?. Al menos esos no me preocupan lo más mínimo (es mi opinión), porque ya se encargará su entidad de que se vayan bien prejubilados y en buenas condiciones, como ya hemos visto hacer a otras empresas “privatizadas” como ENDESA o Telefónica. Lo peór de eso es que todas esas prejubilaciones van a salir del bolsillos de todos los demás que aún tenemos un sueldo, porque la parte que ponga el banco ya me dirán ustedes de dónde sale; ¿y la que ponga la Seguridad Social?.

Mientras tanto los gobernantes siguen esperado a que amaine y a que Merkel levante la mano. Es decir: seguimos con el gobierno del miedo aunque en este caso a otro nivel, porque lo que ellos tiene sigue siendo miedo. ¿Porqué no se paran a pensar, buscar alternativas y toman decisiones valientes, aunque les cueste dar la cara y que se la partan?. ¿No es eso lo que se le dice a todos lo emprendedores?. ¿No se pretende que la población actue con creatividad y coraje?. Pues a dar ejemplo hombre.

En la historia ha habido siempre tres tipos distintos de revolución (por favor corregidme los que sabéis historia). La protagonizada por lor “sans-culottes“que acaba con los gobernantes en la guillotina (será casualidad lo de “sin-calzones”???); la que protagonizan algunos mandatarios en contra de otros ( como los golpes de estado), en las que el pueblo normalmente es pillado en medio del fuego cruzado y las que dan un giro a la historia en base a un cambio en las métodos de trabajo, los sistemas productivos o los medios utilizados.

Porqué no se encabeza ya una plantada a los “mercados” y alos “Merkederes” y se les pone freno. ¿A quien hay que pagarle tanto sufrimiento?. Si el pueblo quiere trabajar; las empresas, producir y los estados que ambas cosas sucedan. Pues dejemos de pagar a quien ya tiene y utilicemos los recursos para lo que son necesarios. ¿Qué pasaría en el planeta si los bancos declaran un par de años unas ganancias de “cero euros”?. Y no estoy diciendo pérdidas, como cuando ellos califican de tal, el que no hayan ganado más que el año que anterior. Me refiero a que la banca, una vez ajustadas sus cuentas no gane ni un céntimo y que “todo” lo que gane lo deposite en sus propios agujeros. ¿Para tapar qué deudas?. Pues las de todos, empezando por los más pequeños. Seguro que un porcentaje altísimo de pequeñas empresas españolas se quedan sin deudas y podrían retomar la actividad y contratar a los viejos operarios, que a su vez tendrán algo en el bolsillo para comprar, pagar (no a los bancos en primera instancia) y mover la economía. Me da igual que le llamen moratoria o “salvatoria”, como si no le llaman nada más que “obligación-impuesta”

¿Y qué pasa con las grandes industrias?. Es curioso que las grandes y las muy grandes, tengan ganacias cada vez mayores y alcances los records de riqueza, mientras se ven “obligadas” a subir los precios al consumidor. ¿Cómo hacen las cuentas en esas “casas”?.  Es como si al padre hubiera que pagarle cada año unas vacaciones más caras, mientras que a los hijos se les recorta en comida, escuela y tiritas. Tampoco pasaría nada porque TODAS esas grandes se quedaran unos añós sin “ganar” nada. Y sigo insistiendo en que no hay computar tal cosa como pérdidas. ¿Qué a dónde iba a ir ese dinero?. Pues mire usted, a lo que se recorta habiendo dicho que nunca se iba a recortar, Sanidad, Educación, Investigación, Investigación, Investigación, Innovación, Innovación, Innovación (se me ha escapado el subconsciente…), y si sobra algo, que lo gestione el gobierno que se lo habrá ganado con creces, por valiente. Sí hombre, sí. He dicho que lo gestione, no que se lo meta en el bolsillo ( ya estamos con las suspicacias, si es que….)

 

Comments:1

  1. Luis Responder
    12/06/21

    Exposición clara y realista Gaspar. Tal como suena. Suscribo todas y cada una de tus afirmaciones.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *