> Escuela > Estafa digital

Estafa digital

Posted on 26/10/2013 | 1 comentario en Estafa digital

No. Lo siento, no voy a hablar de una nueva forma de quitarnos los dineros a través de direcciones falsas o sacarnos los datos de acceso a nuestras cuentas. Se trata de cómo se nos está estafando a todos los españoles por medio de los recursos educativos en soporte digital. ¿Os estraña?. ¿No te lo podías imaginar?. Pues te lo explico clarito.

No voy a ponerme a citar fechas, programas, entidades o empresas o mil datos de estas 2 últimas décadas. Sólo voy a plantear unos hechos que todos conocemos y que hay que valorar y tener en cuenta.

Durante casi dos décadas, los sucesivos ministerios de Educación y las CCAA, de común acuerdo y con el apoyo, financiación y soporte de otros entidades (como REDES) han venido desarrollando contenidos educativos en formato digital. Tanto en Internet en la Escuela, como en Internet en el Aula, como en programas anteriores, se ha procurado satisfacer las necesidades que se presentaban en el aula en cada momento de la evolución del trabajo con recursos digitales. Ha sido un trabajo constante y con gran dedicación. Os puedo asegurar que todos los grupos de trabajo de los que he formado parte en esos años tenían un nivel de compromiso muy superior a lo exigible. Un ejemplo de ellos es que, según la planificación acordada, no era necesario que en los grupos de trabajo estuvieramos todas las CCAA y sin embargo, nunca faltabamos a las citas, salvo causa de fuerza mayor.

Las producciones no ha sido perfectas, no han seguido una misma línea editorial, no han atendido a una única forma de trabajar y no se pueden considerar completas. Pero no hay que pedir disculpas por ello, porque las formas de usar las TIC en el aula han ido cambiando y hubo que adaptar procesos y finalidades de producción por el camino. Las producciones eran el resultado de muchas empresas nacionales distintas y con recursos, dibujantes, guionitas, técnicas y procedimientos distintos. Las formas de resolver las situaciones eran distintas en diversos recursos porque se partía de que pueden existir situaciones de aula distintas, para alumnos distintos y en entornos y con procesos de aprendiaje distintos. ¿Es lógico todo eso? Yo creo que sí.

Como resultado se creó un entramado de empresas de producción de recursos educativos que nos dotaron de una capacidad de creación y un potencial de influencia en el mundo hispanoparlante que no habíamos tenido nunca. Se formaron equipos de trabajo, se fraguaron proyectos y se articularon sistemas de control y cadenas de producción que, seguro que necesitaban mejorar; pero daban resultados y podrían haber dado muchos más y mejores.

Tanto el Ministerio, como REDES y todas las CCAA se implicaron en un proceso productivo en el que cada uno tenía un peso proporcional y en el que la implicación y el trabajo no dejó nunca lugar a dudas sobre la voluntad de todas las partes de alcancar el objetivo final: Disponer de recursos de calidad para todos y de todos.

Como consecuencia directa se produjeron toneladas de materiales en forma de recursos sencillos, actividades, unidades lectivas o cursos completos. Toda esa producción es de uso libre porque es de propiedad de todos. Esos recursos, en definitiva, son de todos y cada uno de nosotros y así  deberíamos de saberlo todos. Y todos deberíamos actuar en consecuencia.

No puedo dejar de decir que una parte importante de los recursos destinados a esos trabajos se los llevaron empresas del sector educativo. En concreto, empresas editoriales; que cuando han llegado las vacas flacas han seguido y siguen sacando provecho de todo aquello  que se forjó y pagó con dinero de todos.

Como medio de aglutinar, organizar y presentar toda esa producción y para ponerla al alcance de cualquiera se creó AGREGA – http://agrega.educacion.es . Ya sabemos todos que es un proyecto que no acertó en su usabilidad a la primera, pero eso sólo demuestra que tenemos que seguir mejorado, no debería desprestigiar ni tirar por tierra todo los producido.

Como consecuencia de un concurso público sin tacha, en Aragón se utilizó la plataforma E-Ducativa como LMS – Learning Management System. Para sumar potencialidades, se hizo un esfuerzo muy grande para unir esta plataforma con los recursos de AGREGA. Por si eso era poco, nos hicimos con recursos para educación de adultos (gratuitos y de las producciones anteriores) y los integramos en la plataforma. De esta forma poníamos de forma “gratuita”, “libre”, “abierta” y “para todos” una posibilidad más de trabajo en el aula.  http://e-ducativa.catedu.es/44700165/sitio/

Ahora resulta que esa plataforma se deja de soportar y se invita a los usuarios a pasarse a Moodle. Me parece muy bien una apuesta por Moodle, pero ¿Y el trabajo y el esfuerzo ya realizado? ¿También se van a proporcionar los contenidos equivalentes para Moodle? ¿Y la asistencia a los usuarios?.

Pero no ese el motivo de esta entrada. El motivo es que tras todo esto que he contado de forma resumida; es decir, tras casi dos décadas de trabajo, ahora me entero por una persona del ministerio de educación de que: “el Ministerio nos comunicó que dejaba de dar cobertura a los proyectos educativos como Descartes,  Newton, etc y abandonaba el desarollo de recursos

PERO resulta que, como consecuencia de una campaña de recogida de firmas para que los libros de texto tengan un precio razonable; el nefasto y equivocado (no quiero insultar) del ministro Wert anuncia que se va a fomentar el uso de recursos digitales (libros digitales) para abaratar costes.

ALBRICIAS. ¿Se han dado cuenta de lo que tienen y van a corregir. Pues no.

Lo que hacen es crear PUNTO NEUTRO. Una réplica de una experiencia catalana que resultó ser un fracaso.

http://blog.educalab.es/intef/2013/10/11/punto-neutro-catalogo-de-recursos-educativos-de-pago/

Sí. Lo dice el propio enlace. “RECURSOS EDUCATIVOS DE PAGO”. Un mostrador digital para elegir a qué editorial le vamos a seguir pagando.

¿Pero no teníamos recursos gratis ya creados?.

¿Se ha fomentado su uso y ya ha sido superado?

¿Se ha alcanzado el techo de uso de los recursos gratis y hay que recurrir a unos de pago?

PUES NO. SÓLO QUIEREN DAR NEGOCIO A SUS AMIGOS Y SOCIOS.

NOS ESTÁS ESTAFANDO. NOS ENGAÑAN. NOS ROBAN LO QUE ES NUESTRO ESCONDIENDOLO.

Y a cambio nos hacen publicidad engañosa y nos presentan como salida lo que a ellos y a sus acólitos les conviene “vendernos”.

¿Por qué no usamos lo que es nuestro y les damos en las narices? ¿Por qué no nos asociamos y dejamos de consumir lo que nos ofrecen, bien sean recursos digitales o libros de textos?.

Y si lo que queremos es adquirir recursos de pago, que los hay de muchísima calidad, que sea porque nosotros lo decidimos “tras conocer las posibilidades gratuitas”. ¿No os parece?.

 

Comments:1

  1. 14/04/09

    Muy buen y esclarecedor articulo. debemos utilizar recursos educativos gratuitos por ello la importancia de plataformas sobre Edutopía y Educatribu. Me encanta vuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *