> Sociedad > Confianza

Confianza

Posted on 11/06/2012 | No hay comentarios en Confianza
Confianza es el sentimiento de poder creer a una persona incluso cuando sabemos que mentiríamos en su lugar.
HenryLouis Mencken (1880-1956) Periodista y escritor estadounidense.
La Confianza parecía ser la base del nuevo gobierno porque se trata de devolver la confianza de los mercados, de los paí­ses del euro, de la banca, del capital, de todo el mundo. Pero…¿y la confianza de los español
El sábado, gracias a las presiones ejercidas por nuestro presidente Mariano Rajoi se llevó a cabo el rescate de la banca española. O mejor dicho. no se llevó a cabo el rescate de España- Línea de crédito le llaman, ahora. ¿Si será por jugar con las palabras?. Pues anda que no es rico el castella en términos matices. Busca sólo un ejemplo: Chapuza = remiendo, retoque, ñapa, apaño, bodrio, botana, codera, rodillera, zurcido, chapucería, churro (no pongo lo demás por escatológico). Y si no preguntadle a cualquier español (no político) los sinónimos de la palabra “recorte” que ha aprendido en el último trimestre . Y digo que no se lo preguntéis a un político, porque la mayoría de los que todos consideramos sinónimos ellos te dirán que son antónimos o que no están en el diccionario.
Pues sí, el sábado era línea de crédito a los bancos y no iba a afectar a las cuentas del estado. El mismo sábado, un poco más tarde llegan los “europeos” y dicen que sí que va a afectar a las medidas estructurales y que la vigilancia va a ser extrema. El domingo, por fin, vemos al Presidente del Gobierno, antes de irse al partido de futbol; que seguro que esa mañana había leí­do la prensa y le habían dado cuenta del malestar nacional; y dice que el que ha presionado ha sido él. Para alcanzar la mejor solución para todos, que es la que él deseaba y que podemos estar super-hiper-mega contentos. Pero si nos ha estado diciendo por activa y por pasiva que eso no pasaría nunca, como con todo lo demás. Y en Europa, que son los que nos prestan, se nos está diciendo que “con condiciones” y vigilados. Dejémoslo en que no es una intervención, pero un rescate sí que lo es. Y ya vale de mentir.
Pero si unas horas antes la señora Cospedal había hecho una declaraciones en las que sólo había que mirar la cara pasa saber que estaba diciendo algo que no se creía.  Si era lo mismo que preguntarle al crío con la cara llena de chocolate, quien ha pellizcado la tarta y te mira a la cara diciendo “Yo no he sido, de verdad, ehhhhhh“.
Y ahora viene lo que realmente quería yo poner sobre la mesa esta tarde. Luego se entera uno de los datos de confianza de los españoles en nuestros gobernantes. Un 78% no confía en el Presidente y un 83% no confía en el jefe de la oposición. Vamos, que nos debemos sentir sólos. Los que están bastante sólos son ellos porque ese 22% y ese 17% deben ser ya los afiliados, los incondicionales, los familiares y los que están sacando algo a cambio.
Lo que sí que me ha llamado la atención es que exista un 50% de los encuestados que piensen que habría que adelantar ya las elecciones (no llevan ni medio año) y un 64% que piensa que debería formarse un gobierno de “Políticos competentes y técnicos” con apoyo de todos los partidos y expresidentes del gobierno. Pero fijémonos en lo grande que es esta afirmación, por favor, un momento de reflexión. Todos sabemos como se hacen estas encuestas y que no nos pensamos mucho las respuestas (imagino que también se trata de eso). Y resulta que los españoles todavía tenemos confianza en que existan Políticos Competentes. Un punto a favor. Que sean capaces de trabajar con Técnicos (también competentes se supone). Dos puntos a favor. Con un consenso de los partidos políticos actuales y por tanto de los partidos actuales. Dos puntos a favor; y que nadie me niegue que son dos puntos. Con un apoyo de los expresidentes. Luego les estamos reconociendo a los expresidentes una capacidad de liderazdo, experiencia, conocimientos y sentido de la responsabilidad. Por favor señores otros dos puntos, al menos. Y total hacemos seis. Más que un aprobado.
Luego, el pueblo español confía. Confía y mucho para lo que tiene delante. Yo personalmente creo que hasta demasiado. Pero confía. ¿Cuál es el problema?. Pues el problema es que para conseguir la confianza de un 64% de la población hemos tenido que aunar a todos los posibles implicados, presentes, pasados y futuros en un único proyecto.
Hasta ahora lo único que hemos visto de unos y de otros y de los de más allá, es que cuando un mandatario niega dos veces seguida que se vaya a tocar la educación, la sanidad, el IRPF, las pensiones, los sueldos, las tasas, los impuestos, etc.  Al día siguiente viene y te lo estropea. Por todo el morro y diciendo que es lo úncio posible y que hemos de hacer un esfuerzo.
Señores, todos recordamos a personajes como Sir Winston Churchil que les pormetió a los británico “Sangre sudor y lágrimas” y es lo que les tocó sufrir a todos. A J.F. Kénnedy que le dijo a los estadounidense “No preguntéis que puede hacer vuestro país por vosotros, preguntadle que podéis hacer vosotros por vuestro país” o a Konrad Adenauer que encabezó el milagro alemán y permitaseme hace una cita  de sus memorias: “Teníamos que inclinarnos a un lado o a otro si no queríamos ser aplastados. Antes o después, uno de los dos grupos intentaría tener de su parte el potencial alemán… Sólo quedó una vía para salvar nuestra libertad política, nuestra libertad personal, nuestra seguridad, nuestra forma de vida, desarrollada desde hacía muchos siglos, y que tenía como base un concepto cristiano y humano del mundo: una firme conexión con los pueblos y países que tengan las mismas opiniones que nosotros sobre Estado, Persona, Libertad y Propiedad”
Pero esos estadistas daban la cara, seguro que no decían toda la verdad, pero al menos fueron capaces de ponerse delante de un proyecto, presentárselo al pueblo, liderarlo y no estar mintiendo descaradamente y dejar que unos pocos se hagan ricos a costa de la humillación del pueblo, su empobrecimiento, la irritación de las clases obreras y el enfrentamiento entre regiones, que en ciertos temas ya se empieza a vislumbrar.
Solución. Hacerle caso a la mayoría del pueblo y conseguir su confianza, dejando de mentir, haciendo justicia con los que nos han llevado a esta situación (sea político o banquero, mandatario, dignatario o supermán…), restaurando la igualdad entre todos los españoles y generando un proyercto común que todos podamos compartir, en el que todos podamos creer y que no sólo sea beneficioso para el país, sino que además nos permita dar una imagen de unidad, de país compacto y capaz de luchar juntos más allá de los campos de futbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *